martes, 15 de marzo de 2011

1000 GRULLAS PARA UN DESEO...JAPÓN

La mar vino a buscarlos en un revoltijo de fuerzas extrañas, sin quererlo.

Y llegó abrazando la tierra con desespero, perdida entre los silencios que deseaban su regreso a la calma.

Y dejándose llevar descontrolada, besó las almas de  quienes no la esperaban.

Confundida en su regreso quedó preñada de gargantas rotas, arrancadas para siempre de sus vidas, de sus sueños.

Entre las olas, el graznido de las grullas ensordecía el horizonte fundiendo sus llantos en un amanecer de luz que acariciaba el cielo.

Esta es mi grulla particular en barro rojo, para las víctimas del terremoto de JAPÓN  11de marzo de 2011

2 comentarios:

  1. Hola!
    Vengo a concerte siguiendo tu huella en uno de mis blogs. Me ha encantado lo que he leído sobre ti y tus esculturas y con tu permiso me hago seguidor.
    Un afectuoso saludo.
    http://ellugardejuan.blogspot.com
    http://lapistadellobo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Juan, es un placer. Me alegro mucho de que te gusten mis obras y agradezco tus visitas en mi blog.
    Un saludo para ti también.

    ResponderEliminar