jueves, 18 de noviembre de 2010

NAUTILUS

Alguien se mueve allí abajo. Tiene un gran caparazón y su pecho plateado ilumina el suelo por el que avanza.
Se infla en su movimiento y mientras navega, burbujas de colores expulsa por su garganta.
Es majestuoso y vive soñando mil aventuras ...futuras que se convertirán en realidad.
Acompaña siempre al mar entre sus aguas como si fuese el motor que mueve la alegría de las olas que va creando a su paso.
Es silencioso y tranquilo porque sabe que debe cuidar los deseos de los seres que en su vientre se alojan.
Su vida es eterna y seguirá su rumbo por el túnel del tiempo. Atravesará otros mares, otros mundos...........................el puro y majestuoso infinito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario