miércoles, 17 de noviembre de 2010

CONGÉNERES

Unidos existimos sin saberlo.
Prolongamos nuestras raíces en el suelo y formamos vínculos que nos atan liberándonos al mismo tiempo.
Somos elementos que palpitan el mismo latido.
Somos ese lugar de encuentro donde nuestras almas se abrazan.
Somos todo y nada al mismo tiempo.
Somos el sueño de la naturaleza susurrando un aliento.
Somos un pensamiento, un cuerpo, un recuerdo, un ser.


No hay comentarios:

Publicar un comentario