jueves, 21 de octubre de 2010

DECORACIÓN DE UNA HABITACIÓN INFANTIL

Pintura expontánea en habitación infantil.
Os cuento como surgió.
Tengo un amigo que tiene una niña pequeña y un día me propuso decorar su habitación. No tenía ningún proyecto hecho y me dejó plena libertad para decorarla, así que cogí mis pinceles y pinturas, algunas brochas y otros elementos como cepillos, esponjas y recipientes mezcladores y me dirigí a Zubieta con las canciones de Alejandro Sanz en mi vehículo.
Cuando llegué examiné las paredes y enseguida me fijé en unas columnas situadas a cada lado de la pared frontal, desde la posición de la puerta. Entonces imaginé un tronco de árbol en cada una de ellas encuadrando un paisaje montañoso y pincel en mano me dispuse a pintar dicha pared. Coloqué un sol que iluminase dicho paisaje y continué mirando la pared de la derecha. Me dí cuenta que en esa pared podría pintar el anochecer y uní ambos ambientes prolongando la montaña derecha. Quedaba la pared situada a continuación por la mano derecha y lógicamente salí al espacio para pintar algunos planetas y galaxias.
Una vez terminada, imaginé que la peque podría vivir en sus sueños miles de aventuras.
Yo, por mi parte, os puedo asegurar que mientras pintaba mi mente recorría las laderas de la montaña, subía a la luna para, desde allí, contemplar la tierra y me daba una vuelta por saturno para volver a la tierra y contemplar desde el suelo mi trabajo finalizado.
La niña quedó encantada y llevaba a sus amiguitas para que disfrutaran como ella del paisaje de su habitación.

Gracias Lino por esta oportunidad.

Mas fotos en Facebook: Cerámica Artística Morele









No hay comentarios:

Publicar un comentario